Volver a los blogs
27 Abril

Los Retos De La Arquitectura y El Urbanismo post covid-19

Interiores

Los Retos De La Arquitectura y El Urbanismo post covid-19

Suscríbete a nuestro blog

Recibe gratuitamente en tu correo todos nuestros artículos de diseño, comunicaciones y negocios e innovación.

¡Suscribirse!
En todo el ámbito internacional, se viene comentando sobre los múltiples cambios que generó el COVID 19 y especialmente lo que generará en el futuro inmediato esta crisis de orden mundial. ¡Descubre más aquí!

La Arquitectura y el Urbanismo no han sido ajenos a este debate global y vienen surgiendo diversas opiniones que coinciden casi al unísono en que ambos campos cambiarán inevitablemente y que ante el nuevo “orden de vida” en el que ya vive la humanidad, ambos deberán dar una respuesta inmediata debido a la importancia que tienen para el desarrollo del ser humano. En este contexto profesional se vienen intercambiando diversas propuestas y/o soluciones como respuestas a la problemática que ha “explotado” como consecuencia de la crisis sanitaria mundial.

En el ámbito del Perú, dentro del círculo profesional de la Arquitectura y del Urbanismo, se viene abordando y debatiendo diversos temas de suma importancia para el desarrollo de la sociedad peruana. En esta perspectiva, cabe resaltar la gran labor del Colegio de Arquitectos del Perú (CAP) - Regional Lima, que a pesar de las dificultades que acarrea la vida en cuarentena, viene desarrollando acertadamente y con gran éxito en convocatoria, una serie de exposiciones y conversatorios virtuales sobre múltiples temáticas vinculadas al quehacer arquitectónico y edificatorio nacional, donde se convocan a diversos expertos y profesionales del campo permitiéndoles exponer y difundir al resto de la comunidad profesional y social, una valiosa información en beneficio para su propia práctica y principalmente de la sociedad misma.

En virtud a los propios conocimientos profesionales y a la experiencia misma, logrados con la práctica profesional de la arquitectura, se puede afirmar que tanto la Arquitectura como el Urbanismo mismo ya venían arrastrando serias deficiencias y problemas, manifestados y traducidos mucho tiempo antes a la crisis sanitaria vigente. Esto se evidencia y sustenta con el gran déficit de viviendas, el hacinamiento poblacional, el desorden en el surgimiento y/o crecimiento de nuevas ciudades informales y principalmente con la carencia de una POLÍTICA EDIFICATORIA Y URBANISTA SOSTENIBLES DE ESTADO, en vez de una aislada y efímera política de gobierno, donde no necesariamente se convocan y participan los expertos y profesionales más adecuados.

Desde el campo profesional de la Arquitectura se debe alentar y favorecer el crecimiento edificatorio de las ciudades del Perú, pero bajo una nueva conciencia sostenible en el tiempo, no vista a corto plazo y menos aún, sometida a los intereses personales de ciertos grupos minoritarios de la sociedad. Se debe priorizar y realzar la labor profesional del arquitecto en beneficio de la sociedad en su conjunto y del desarrollo Nacional. El profesional debe ser un agente dinamizador y promotor, en vez de ser visto como un actor obstaculizador y menos aún, como un profesional de élite con altas pretensiones de remuneración, carente de empatía frente las necesidades espaciales de la sociedad e inaccesible para las personas con menos recursos.

Como ya es reiterativo, esta crisis está exponiendo con mayor intensidad y claridad los grandes déficits preexistentes, ahora evidenciados y agravados con el Covid-19. El Perú urge de un cambio radical en relación con su política de desarrollo urbano, en el cual la vivienda tiene un rol primordial al ser la edificación más necesaria para el bienestar de la sociedad. En virtud de esto, la vivienda resulta ser la función más estudiada y desarrollada debiéndose valorar esto, impulsando su desarrollo y masificación con una nueva conciencia realmente sostenible, que deje de lado una subconciencia de cumplimientos “mínimos” en vez de una conciencia renovada que busque su “MAXIMIZACIÓN” entendida no simplemente en el aspecto del dimensionamiento y en el campo normativo, sino en el aspecto del bienestar humano.

Ahora más que nunca, la Arquitectura necesita realmente que la Universidad cumpla un rol destacado en el campo de su investigación, donde sus estudiantes no se vean limitados a la entrega de trabajos sin mayor trascendencia y que por el contrario desde las aulas, ellos ya sean participantes activos de nuevas propuestas de diseño y soluciones de valor. Definir a la Arquitectura siempre ha sido complejo y hasta romántico en algunas ocasiones, alejándose de su verdadero rol y sentido social que esta conlleva. Es de imperiosa necesidad que los profesionales de la Arquitectura deberán coincidir en que esta deberá ser entendida como la SATISFACCIÓN DE LAS NECESIDADES HUMANAS gracias al diseño de espacios, y que aparte de limitarse a tan solo cumplir con los aspectos formal, funcional y normativo, deberá maximizar su propia calidad social.

Compártelo

Comparte este sitio con otros estudiantes o amigos:

Subscríbete

Mantente actualizado con todos nuestros contenidos