Volver a los blogs
05 Abril

Tener éxito en Marketing Digital es como hacer un buen match en Tinder

Comunicaciones

Suscríbete a nuestro blog

Recibe gratuitamente en tu correo todos nuestros artículos de diseño, comunicaciones y negocios e innovación.

¡Suscribirse!
Si quieres ser exitoso en el marketing digital, piensa en que lograrlo es cómo hacer un buen match en Tinder. Porque debes conseguir atraer a potenciales clientes, mostrarles por qué tu producto o servicio hace match con su necesidad, y conseguir ser la opción elegida para la compra.

En las carreras de Marketing y de Marketing Estratégico e Innovación de Toulouse aprenderás cómo construir relaciones a largo plazo con tus potenciales clientes diseñando estrategias digitales. Desde atraer a un prospecto para tu marca hasta convertirlo en un cliente que te tenga como una lovemark.

Y es que cuando diseñamos una estrategia de marketing digital lo hacemos como si diseñáramos un plan de enamoramiento.

Aquí te mostramos las etapas que debemos considerar para este plan:

1. Atraer al cliente ideal

El dicho popular “siempre hay un roto para un descocido” describe bien esta primera fase. Cuando hacemos una estrategia digital debemos empezar por entender quien es ese potencial cliente que haría un buen match con nuestro producto, servicio o marca.

Y cuando tenemos pensado a ese cliente, podemos reconocer qué es lo que nos hace atractivo para él y destacarlo en los mensajes de comunicación que usaremos para atraerlo.

Así como los mensajes también es importante que pienses en qué medio te servirá para llegar a él. Algunos match puede empezar porque pusiste una publicidad en Facebook, otros porque te encontraron googleando y otros porque les enviaste algún email. El medio es otro factor importante que debes analizar al pensar en la atracción de tu potencial cliente.

Entonces, pensar a quién queremos atraer y cómo lo vamos a hacer es la primera fase de una estrategia digital.

2. Enamorarlo hasta obtener el sí

Una vez que ya tenemos un primer contacto ahora debemos pasar a la etapa de enamoramiento. Y es en esta etapa donde tanto el cliente y nosotros como marca vamos a conocernos.

Es muy importante que tu estrategia considera tanto acciones para que el cliente nos conozca (como enviarle un email presentando nuestra marca) así como también escucharlo a través de la data que nos va dejando en nuestras acciones.

Seguro habrás escuchado de los famosos call to action o llamados a la acción. Son mensajes en el que le pedimos al cliente que realice una determinada acción, como dar clic a un botón para leer más, descargar un ebook, llenar un formulario, etc. Esto busca que el potencial cliente nos transmita su interés. Si responde a nuestros pedidos de acción, quiere decir que podemos ser la opción que está buscando.

En esta etapa, es muy importante mostrar nuestras mejores cualidades. ¿Por qué somos la opción que hace match con sus necesidades? ¿Qué buenas referencias puede tener de nosotros? ¿Cómo puede sentir confianza y que buscamos una relación con él a largo plazo?

Será muy importante que desarrolles una buena estrategia de contenido para esta etapa. En el marketing digital, el contenido de valor ayuda a lograr ese enamoramiento del cliente con nuestra marca o producto.

¡Pero no cualquier contenido! Imagínate que le regalas un perfume a tu enamorado o enamorada, pero no habías tomado atención que era alérgico o alérgica. Al igual si le envías contenido a tu prospecto, debe ser algo que le genera valor para conocer mejor el producto o servicio que quieres ofrecerle, absolver sus dudas o expectativas o darle razones que conecten con sus emociones sobre el por qué tú debes ser una opción para él.

En las carreras de Marketing y de Marketing Estratégico e Innovación aprenderás a construir buyer persona, que son arquetipos de tu cliente o clientes ideales, aquellos que por sus necesidades y características hagan buen match con tu producto o servicio. Y para cada buyer tendrás que desarrollar estrategias de mensajes y medios diferentes, ya que pueden diferenciarse por edad, o por intereses, o por ubicación geográfica. Todo dependerá del segmento al que aspira dirigirse tu marca.

3. Compromete y comprometerse

En esta tercera etapa buscamos el ¡sí quiero! Si tu potencial cliente ha hecho caso a tus mensajes y te ha ido dando información para que lo conozcas, entonces son indicadores de que está listo para recibir tu propuesta.

Es momento en el que el área de ventas lo puede contactar telefónicamente o también puede enviarle un enlace para realizar la compra online. ¡Pero no te confíes! Es importante que el potencial cliente sienta la seguridad de decir ¡sí! Por eso tienes que ser muy claro en las condiciones de cómo acceder a tu producto o servicio para generar confianza.

¡Y allí no acaba la relación! El sí es la etapa en que tu prospecto pasa a ser tu cliente. Y ahora debes acompañarlo en que le saque el mejor provecho a tu producto o servicio. Una persona muy satisfecha con tu marca te conectará con otros potenciales clientes y dará buen testimonio de ti. Pero si su experiencia fue mala, entonces tendrás un detractor cuyos comentarios pueden perjudicar tu imagen de marca.

¡Lo peor que puede pasarle para tu marca es tener un cliente insatisfecho! Por ello en el marketing cuidamos mucho la satisfacción de los clientes y esto tanto desde el primer momento en el que nos conocen hasta luego de probar nuestro producto o servicio.

4. Deleitarlo con detalles

Dicen que un amor duradero se construye a través de los detalles. Y lo mismo pasa en el marketing digital. Tu estrategia no debe culminar solo en la venta efectiva. ¿Te costó tanto atraer a ese cliente para que lo dejes ir con solo un momento de compra?

Un cliente que ya probó nuestro producto o servicio puede seguir consumiéndolo, o puede referir a otros. Por eso en tu estrategia de marketing digital debes considerar acciones de fidelización.

Hay diferentes acciones digitales que puedes hacer para fidelizar a tu cliente, desde consultarle sobre su experiencia con tu producto o servicio, enviarle un manual o consejos para aprovecharlo mejor, un descuento por su cumpleaños, etc.

Lo importante es que no descuides la relación con tu cliente posterior a la compra. Dale la oportunidad que te siga conociendo y que hable de ti.

Las marcas que son Lovemark nunca dejan de interactuar y conversar con sus clientes y para eso diseñan contenido de valor y atractivo en sus redes sociales. Cuando aprendas marketing conocerás el paso a paso para construir una buena estrategia de contenidos en tus redes sociales.

Y así como una relación de enamoramiento hemos recorrido las etapas de una estrategia de marketing digital. Hay un factor importante que ayuda mucho a pasar de etapa en etapa y que los alumnos de Toulouse son unos genios en ello y es ¡la creatividad!

Hay que ser creativos desde la primera etapa ya que captar la atención de alguien entre tantos mensajes que existen en el entorno digital es complicado. Pero una buena estrategia creativa y disruptiva te puede ayudar a lograr esa atención para iniciar todo tu proceso de enamoramiento.

Finalmente, en todo este recorrido por atraer a tu cliente deberás ir midiendo cada paso que das y para ello es importante que aprendas sobre métricas e indicadores en el entorno digital. ¡Tranquilo! Esto se aprende muy bien en la carrera y descubrirás que estos indicadores se convertirán en insights para mejorar tu estrategia digital.

Si te gusta el construir estrategias de relacionamiento y hacer que más personas se enamoren de una marca, entonces la carrera de Marketing es para ti. Conoce más sobre ella dando clic a estos enlaces: Marketing y Marketing Estratégico e Innovación.

Compártelo

Comparte este sitio con otros estudiantes o amigos:

Subscríbete

Mantente actualizado con todos nuestros contenidos