Volver a los blogs
27 Mayo

Storytelling: ¿qué es y para qué sirve? 

personas storytelling

Suscríbete a nuestro blog

Recibe gratuitamente en tu correo todos nuestros artículos de diseño, comunicaciones y negocios e innovación.

¡Suscribirse!
Conoce qué es el storytelling y para qué sirve. ¡Quizás, con este concepto, te animes a estudiar marketing y publicidad!


Un arte. No es un método ni una técnica. El storytelling se considera un arte… el «arte» de contar historias. Y como tal, requiere creatividad, visión, destreza y práctica. Hoy en día, se ha convertido en un componente crucial de las campañas de marketing. Si estás pensando en estudiar una carrera de marketing y publicidad, en breve te contamos qué es el storytelling y para qué sirve.


¿En qué consiste el storytelling?
 

personas hablando

El storytelling es el proceso de usar hechos y narrativas para comunicar algo a una audiencia. Algunas historias son fácticas y otras se adornan o improvisan para explicar mejor el mensaje central.

El storytelling es una forma de arte tan antigua como el tiempo y tiene un lugar en toda cultura y sociedad. ¿Por qué? Porque las historias son un idioma universal que todo el mundo, independientemente del dialecto o ciudad natal, puede entender. Las historias estimulan la imaginación y la pasión y crean un sentido de comunidad entre los oyentes y narradores por igual.

Contar una historia es como pintar un cuadro con palabras. Si bien todas las personas pueden contar una historia, ciertas personas afinan sus habilidades de narración y se convierten en narradores en nombre de su organización, marca o negocio. Puede que hayas oído hablar de ellos, se les suele llamar redactores de contenido.

Te puede interesar: ¿Qué es el marketing estratégico y por qué es tan importante?


¿Por qué contamos historias?

Hay una variedad de razones para contar historias: vender, entretener, educar o alardear. A continuación, te contamos por qué las historias son nuestra forma preferida de compartir, explicar y vender información.


1. Solidifican conceptos abstractos y simplifican mensajes complejos

Todos hemos experimentado confusión al intentar comprender una nueva idea. Las historias ayudan a evitar eso. Piensa en las veces en que las historias te ayudaron a comprender mejor un concepto. 

Tal vez, cuando un profesor usó un ejemplo de la vida real para explicar un problema matemático, un predicador ilustró una situación durante un sermón o un orador usó un caso práctico para transmitir información compleja.

Las historias ayudan a solidificar conceptos abstractos y simplificar mensajes complejos. Tomar un concepto elevado e intangible y relacionarlo usando ideas concretas es una de las mayores fortalezas de la narración en los negocios.


2. Unen a las personas

Las historias son un lenguaje universal. Todos entendemos la historia del héroe, del desvalido o de la angustia. Todos procesamos emociones y podemos compartir sentimientos de júbilo, esperanza, desesperación y enojo. Compartir una historia le da a las personas más diversas un sentido de comunidad.

En un mundo dividido por una serie de factores, las historias unen a las personas y crean un sentido de comunidad. A pesar de nuestro idioma, religión, preferencias políticas o etnia, las historias nos conectan a través de la forma en que nos sentimos y respondemos a ellas. Nos vuelven humanos.


3. Nos inspiran y motivan

Las historias nos hacen humanos, y lo mismo ocurre con las marcas. Cuando las marcas se vuelven transparentes y auténticas, están siendo realistas y permiten que los consumidores se conecten con ellas y las personas detrás de ellas.

Recurrir a las emociones de las personas y mostrar lo bueno y lo malo es como las historias inspiran y motivan, y eventualmente, generan acción. Crear una narración en torno a tu marca o producto no solo la humaniza, sino que también inherentemente comercializa tu negocio.


¿Qué caracteriza una buena historia?
 

mujer libro leer

Las palabras «bueno» y «malo» son relativas a la opinión del usuario. Pero hay algunos componentes no negociables que hacen una gran experiencia de narración, tanto para el lector como para el narrador.

A continuación, te mostramos qué caracteriza una buena historia:

  • Entretenida: Las buenas historias mantienen al lector comprometido e interesado en lo que viene a continuación.
  • Educativa: Las buenas historias despiertan curiosidad y le dejan una enseñanza al lector.
  • Universal: Las buenas historias se pueden relacionar con todos los lectores y aprovecha las emociones y experiencias que la mayoría de personas experimentan.
  • Organizada: Las buenas historias siguen una organización sucinta que ayuda a transmitir el mensaje central y permite a los lectores absorberlo.
  • Memorable: Ya sea a través de la inspiración, el escándalo o el humor, las buenas historias se quedan en la mente del lector.

Hasta este punto, te hemos mostrado en qué consiste el storytelling y cuál es su propósito. Recuerda, las historias unen a las personas y provocan una acción y respuesta. Además, el consumidor actual no decide comprar en función de lo que vende, sino más bien por qué lo vende. ¡Esperamos que esta información te haya resultado interesante!

Si estás interesado en estudiar una carrera profesional de Publicidad y Marketing Digital, anímate a hacerlo en Toulouse Lautrec. Somos la primera escuela de educación superior licenciada por el MINEDU.


Traducido y adaptado de hubspot.com
 

Compártelo

Comparte este sitio con otros estudiantes o amigos:

Contáctanos

Mantente actualizado con todos nuestros contenidos

Completa el siguiente campo